Grifo

De la mitología surgen muchas historias y leyendas, una de las más espectaculares sin duda es la de los grifos.

¿Cómo son los grifos?

El grifo es una criatura mitológica, cuya parte frontal es la de un águila gigante, con plumas doradas, afilado pico y poderosas garras. La parte posterior es la de un león, con pelaje amarillo, musculosas patas y cola larga.

Algunos grifos se representan con orejas puntiagudas en la cabeza o plumas en la cola. De acuerdo con los mitos, es ocho veces más grande y fuerte que un león.

¿Cuál es el origen de los grifos?

Parece tener su origen en Oriente Próximo, pues aparece en las pinturas y esculturas de los antiguos babilonios, asirios y persas.
Para algunas culturas antiguas, el grifo tenía el poder de controlar los cuatro elementos, (cinco para los hindúes). Según algunos relatos, arrojaban fuego por un orificio junto a su pico, e incluso se decía que al batir sus alas podían generar maremotos y que al rugir, hacía temblar la tierra.

¿Qué característica tiene el grifo del león y del águila?

De todo lo anterior se deduce que el grifo reunía en sí los caracteres físicos de los dos animales más poderosos de la tierra y del aire, el león y el águila. Era regente del aire y también de la tierra.
Los grifos tienen características de los dos animales de los que está formado, por parte de las águilas tiene una vista muy desarrollada. Su parte de león lo lleva a vivir en manadas, dentro de las cuales siempre hay un líder.

¿De qué se alimentan los grifos?


Se alimenta de diferentes tipos de carnes, siendo, su predilecta la carne equina, por lo que es frecuente que ataque a caballos, levantándolos en el aire con sus poderosas garras. Los grifos cazan para alimentarse y lo hacen en grupos pequeños . Pueden combatir en el aire, o lanzándose en picada con el peso de su cuerpo.

¿ Dónde vivían los grifos?

Solían vivir en montañas rocosas, construyendo sus inmensos nidos en las laderas. Estos nidos están hechos de ramas y hojas.

Los grifos vivían en los montes Hiperbóreos, en algún punto de Escitia, en lucha constante con los arimaspos, los cuales intentaban robarles el oro y las esmeraldas que colocaban en su nido como talismán contra las alimañas venenosas del monte. Los enemigos naturales del grifo eran los hombres, a los que no temía en absoluto, y los caballos.

¿Qué se hacia con las garras del grifo?

Las características del grifo se fueron definiendo con las leyendas. Quedando convertido en un ave cuadrúpeda de enormes garras, con uñas del tamaño de los cuernos de un buey, capaces de aferrar el cuerpo de un caballo o de un hombre completamente armado y transportarlo por los aires (las garras eran tan grandes que se podían fabricar vasos con cada una de ellas; de hecho, durante la Edad Media se comercializaba las supuestas garras de grifo, con la creencia de que cambiaban de color si se introducía un veneno en ellas).

¿Cuál el primer indicio de la lucha entre los grifos y el hombre?

Es en Grecia donde aparece por primera vez el motivo de la lucha entre los hombres y los grifos en un poema del siglo IV a.C., titulado Arimaspeia, del que por desgracia no se conservan más que seis versos. El autor del relato, el poeta Aristea de Proconeso, cuenta su viaje hacia el país de los hiperbóreos, la tierra del dios Apolo, quien le había inspirado su obra. Durante el camino se había encontrado a los arimaspos, unos extraños seres ciclópeos, en lucha perpetua con los grifos para apoderarse del oro que éstos custodiaban. Un siglo más tarde el historiador Heródoto retomó la historia y escribió que los grifos construían nidos de oro.

¿Cuál es el significado del grifo?

En realidad, toda esta enorme difusión del grifo parece deberse a su aspecto formal, elegante y vigoroso, el cual se presta a un papel emblemático y simbólico, antes que a una fabulación mítica. Esta es quizá la razón que explica el dilatado uso de esta figura en heráldica, donde siempre ha representado la fuerza y la vigilancia.

El grifo es también un emblema en la heráldica, como el unicornio, el león, el hipogrifo entre otros. Al igual que éstos, aparece varias veces en escudos de familia y estandartes. Se representa convencionalmente como un animal mitológico, símbolo de ingenio, grandeza, fuerza, valor y vigilancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *