Muchos anhelan poder ver a las hadas, pero muy pocos pueden hacerlo.

Hada en el bosque. ¿Cómo ver una hada?

Las hadas se caracterizan por su bondad y por ser las más antiguas que habitaron el planeta, pueden ser imponentes o pequeñas, pero sus poderes son increíbles y dominan la naturaleza.

Son seres muy perceptivos y de gran corazón, muchos desean poder observarlos, aunque sea por una única vez. La realidad es que es muy difícil avistar a estos seres, pero no es imposible.

Para poder observar a estas criaturas se deben dar dos condiciones, una depende del observador, o sea, de no invadirlas y ahuyentarlas, y la otra depende de las propias hadas, en cuanto a la percepción que tienen ellas del corazón de la persona que la está observando. Por este motivo se dice que solo pueden ser vistas por aquellas personas que poseen un buen corazón. En la mayoría de los casos, pueden ser vistas y generan una amistad con los niños, ya que poseen corazones puros y sin maldad. Además, un requisito fundamental para poder observar a estas criaturas maravillosas, es no dudar de su existencia, muchas personas adultas desean ver a las hadas en su festejo, pero dudan de su existencia, por tal motivo no se genera el encuentro con estas.

¿Dónde se las puede encontrar?

Estos seres residen generalmente en lo profundo de los bosques frondosos, cerca de arroyos o riachuelos, deshabitado por los humanos, donde pueden estar en interacción con su amada naturaleza, cuidando de ella.

Las hadas son muy alegres y tienen muchas celebraciones, donde danzan, cantan y ríen. Dentro de las cuales se encuentra el festival de la luna llena. En esta celebración, que se da cada noche de luna llena, las hadas se reúnen en grupos donde danzan y ríen durante toda la noche.

¿Cómo ver a las hadas?

Para poder encontrarlas y verlas a cierta cercanía a estos seres maravillosos, se debe estar tranquilo y desplazarse sigilosamente, ya que cualquier clase de ruido las asusta. Caminar cuidadosamente hacia lo profundo del bosque en búsqueda de luces tenues, de una música cálida y de cantos y risas que poco a poco se funden en un clima de armonía y alegría.

En el caso de que encuentren a estos seres en una celebración seguramente las luces, la música y la alegría los fascinarán, pero no se debe cometer el error de interrumpirlas, ni de hacer ruido, como tampoco acercarse demasiado, lo mejor que se puede hacer en esa circunstancia es disfrutar del festejo a una cierta distancia donde no se incomode a las criaturas.

Recuerden que es un momento maravilloso que puede ser irrepetible, se puede correr el riesgo de ahuyentarlas por el simple hecho de querer acercarte demasiado.  Siéntanse afortunados, ya que muy pocos pueden vivir ese momento y muchos lo anhelan.

Un consejo: “No pretendas atraparlas”.

Son muy rápidas y además sé consciente de que por algún motivo dejaron que las observaras. En lugar de ser hostil, haz amistad con ellas, no pierdas esa oportunidad, sino posiblemente sea la última vez que las veas. 

Los 10 mejores regalos de hadas.